Archivo mensual: mayo 2011

Exodo

País: EE.UU.

Dirección: Otto Preminger

Intérpretes: Paul Newman, Eva Marie Saint, Ralph Richardson, Peter Lawford, Lee J. Cobb, George Maharis, Hugh Griffith, John Crawford

Guión: Dalton Trumbo

Música: Ernest GoldFotografía: Sam Leavitt

Distribuye en DVD: FoxDuración: 210 min.

Público apropiado: JóvenesGénero: Drama

Tráiler.Contenidos: Acción 1, Amor 1, Lágrimas 2, Risas 0, Sexo 0, Violencia 0 [de 0 a 4

Tras la guerra, más de 600 judíos, supervivientes del Holocausto, embarcan en un carguero, con el objetivo de ayudar a crear el estado de Israel. Preminger recrea hechos reales en una superproducción épica.

Anuncios

Bebo y Cigala

 

Bebo Valdés, con 84 años, llega al disco de platino en su colaboración con el cantaor Diego el Cigala.

El DVD , titulado “En blanco y negro” contiene la grabación en directo de un concierto que Bebo y Diego ofrecieron en el 2003 en la Fundación cultural que el actor Michael Douglas dirige en Palma de Mallorc

 Contenidos:

DVD 1. Duración: 80 minutos.

Hubo un lugar: Cuba linda/ Inolvidable/ Se me olvidó que te olvidé/ Veinte años/ La fuente de Bebo/ Niebla del riachuelo/ Corazón loco/ Lágrimas negras/ La caridad/ Americana/ Amar y vivir/ Señor del aire/ Vete de mí/ La bien pagá/ Suspiros de España/ Eu sei que vou te amar/ Tu Sonrisa/ Obsesión/ En Aranjuez con tu amor-De la mano del viento.

 

 

 


The tourist*

 Fuente: decine21.com

The Tourist calificación Regular
Año de producción: 2010
País: EE.UU., Francia

Dirección: Florian Henckel von Donnersmarck

Intérpretes: Angelina Jolie, Johnny Depp,Paul Bettany, Rufus Sewell, Timothy Dalton,Ralf Moeller, Raoul Bova, Steven Berkoff

Argumento: Jérôme Salle (la película “El secreto de Anthony Zimmer”)
Guión: Julian Fellowes, Christopher McQuarrie, Jeffrey Nachmanoff

Música: James Newton Howard

Fotografía: John Seale
Duración: 103 min.
Público apropiado: Jóvenes

Género: Romántico, Thriller

Contenidos: Acción 3, Amor 2, Lágrimas 0, Risas 0, Sexo 0, Violencia 0   [de 0 a 4]
Elise es una enigmática mujer, vigilada por la policía en París, pues esperan que se ponga en contacto con un célebre estafador que ha robado dinero a la mafia, y con el que mantiene una relación sentimental. Como no conocen el rostro del hombre que buscan, éste pide a Elise que se enrede en el tren que la lleva a Venecia con el primer tipo que tenga con él cierto parecido físico. El elegido es Frank, un turista americano, profesor universitario que ignora el significado de la expresión “emociones fuertes”. Hasta ahora.

Remake de la estupenda película francesa El secreto de Anthony Zimmer, que ha dirigido el alemán responsable de La vida de los otros Florian Henckel von Donnersmarck, en su primera aventura de corte hollywoodiense. Entre los guionistas de la cinta figura Christopher McQuarrie, que deslumbró con el sorprende libreto de Sospechosos habituales.

En realidad, y con respecto a su modelo, la cinta poco aporta si se deja a un lado el generosísimo presupuesto, el marco maravilloso de Venecia, y el glamour de la pareja protagonista, Angelina Jolie y Johnny Depp. Por supuesto que se mantienen las sorpresas y la idea hitchcockiana de tipo normal metido en líos y deslumbrado por una mujer bellísima. Pero, si nos apuran, hay que decir que la nueva cinta tiene algún momento de estancamiento, cuando se trata de reforzar la descripción de la subtrama romántica. En cualquier caso es un digno divertimento, pero debemos ser honrados y subrayar que se está aprovechado un buen film previo.


El gran silencio

Año de producción: 2006

País: Alemania, Francia, Suiza

Dirección: Philip GröningGuión: Philip Gröning

Música: Michael Busch, Philip Gröning

Duración: 164 min.

Público apropiado: Jóvenes

Género: Documental

Contenidos: Acción 0, Amor 4, Lágrimas 0, Risas 1, Sexo 0, Violencia 0 [de 0 a 4]

En los acelerados tiempos que vivimos, en que la gente corre no sabe adónde, sin detenerse un momento, una película como ésta es casi una bofetada. Hace más de una década, el alemán Philip Gröning propuso al prior de la cartuja de Chartreuse el rodaje de un documental sobre la vida en el monasterio. Contestó que no era posible, pensando seguramente en el trastorno que un rodaje podía suponer para su sencilla y austera vida de oración. Pero ha pasado el tiempo, y el prior dijo que el momento de la filmación había llegado.

Proyectar una película cercana a las tres horas, en que domina el silencio -no hay ni una voz narradora, sólo algunos rótulos; los cartujos, por su voto de silencio, hablan en contadísimas ocasiones, que no alcanzan seguramente los tres minutos de metraje; el sonido se reduce a los ruidos, las plegarias, los cantos-, es de una audacia increíble. Y sin duda que el film demanda el esfuerzo del espectador para sumergirse en una gozosa experiencia estética, que nos recuerda la belleza de la contemplación, de las tareas sencillas, de lo poco que se precisa para ser feliz. Estamos ante una película sobre el discurrir del tiempo -las estaciones pasan-, y de la perseverancia en lo que hace feliz a los habitantes de Chartreuse, su entrega a Dios. Quizá se echa en falta una mayor exposición de por qué unas personas deciden llevar ese estilo de vida -las elocuentes palabras del cartujo ciego llegan casi al final de la cinta-, o una mayor incidencia en el papel que juega en sus vidas la santa misa -las escenas eucarísticas no abundan-, pero merece la pena pisar por un momento el freno, para prestar atención a las cosas que importan.


El cónsul Perlasca

Año de producción: 2002

País: Francia, Hungría, Italia, Suecia

Dirección: Alberto Negrin

Intérpretes: Luca Zingaretti, Jérôme Anger, Amanda Sandrelli, Franco Castellano, Marco Bonini, Lorenzo Lavia

Argumento: Enrico Deaglio (Libro)

Guión: Sandro Petraglia, Stefano RulliMúsica: Ennio Morricone

Fotografía: Stefano RicciottiDistribuye en DVD: Araba

Duración: 126 min.

Público apropiado: Jóvenes

Género: DramaExtras DVD:

Conviene recordar que además del célebre Oskar Schindler hubo también otros héroes que se jugaron la vida por salvar a los judíos durante la ocupación nazi. Un caso es el de Giorgio Perlasca, italiano, y otro el del embajador español Sanz-Briz. Durante la ocupación nazi de Hungría, donde todos los judíos eran detenidos y trasladados a campos de concentración, ambos colaboraron muy activamente ayudando a miles de perseguidos. Luego, cuando el diplomático español hubo de marchar a Suiza -donde prosiguió con una incansable labor de salvamento-, el italiano Perlasca se hizo pasar por cónsul español, y, de la misma manera, continuó jugándose la vida diariamente escondiendo a judíos en la embajada española del país magiar.

El director Alberto Negrin adapta el libro que narra estos hechos -“La banalidad del bien”, de Enrico Deaglio- con estilo realista y música del gran Ennio Morricone. Aunque la excesiva sobriedad de la producción delata su origen televisivo, la película destaca sobremanera como documento excepcional acerca del heroísmo. Y ojalá sea un acicate para que en España llevemos a la pantalla la historia igualmente ejemplar de Ángel Sanz-Briz.


Doce hombres sin piedad

AÑO 1957

 DURACIÓN 95 min.

 

DIRECTOR Sidney Lumet

GUIÓN Reginald Rose (Teatro: Reginald Rose)

REPARTO Henry Fonda, Lee J. Cobb, E.G. Marshall, Jack Warden, Ed Begley, Martin Balsam, John Fiedler, Robert Webber, Jack Klugman, Edward Binns, Joseph Sweeney, George Voskovec

PREMIOS 1957: 3 nominaciones al Oscar: Mejor película, director, guión adaptado

GÉNERO Drama | Drama judicial

 Tras escuchar todos los testimonios y valorar las pruebas presentadas, un jurado popular compuesto por doce hombres tiene que decidir, por unanimidad, si absuelve o condena a muerte a un joven acusado de haber matado a su padre. Al principio, once están completamente convencidos de su culpabilidad y se inclinan por la condena, pero el que discrepa empieza a plantear dudas razonables que, poco a poco, van resquebrajando la inicial seguridad de los demás. Alabadísimo debut cinematográfico de Sidney Lumet. (FILMAFFINITY)

—————————————-

 


Amadeus

fuente. filasiete

En 1984, Milos Forman (Checoslovaquia, 1932) hizo realidad un ambicioso proyecto, que ha pasado a ocupar un lugar de honor en el cine musical. Ahora tenemos la posibilidad de volver a disfrutar, en pantalla grande, de ese gran espectáculo titulado Amadeus. Ocho Oscar en 1985 (entre ellos Mejor Director, Mejor Guión Adaptado y Mejor Película), recibió la película de Forman, que propició un insospechado crecimiento del interés de la gente de a pie por la música clásica, especialmente sensible en los conservatorios, que vieron multiplicarse el número de alumnos.

En Hair (1979) y Ragtime (1981), Forman nos transportó a una comuna hippie y a los felices años veinte, respectivamente. En Amadeus, con la ayuda de su habitual colaboradora Patrizia Von Brandenstein, recrea magistralmente la atmósfera de la corte y los teatros vieneses del XVIII. La nueva versión incluye veinte minutos adicionales, que se suman al festival dramático y musical de esta adaptación de la aclamada obra teatral de Shaffer. La fuerza, la frescura y la vitalidad arrolladoras de la música de Mozart (Salzburgo 1756-Viena 1791) lucen más y mejor (baste recordar el estremecedor Requiem) gracias a una puesta en escena abrumadora, fotografiada con primor y sabiamente montada. Los espectadores más jóvenes, que -como yo- no tuvieron oportunidad de ver esta película en el cine, se sorprenderán del aire de modernidad que envuelve la cinta, propiciado por lo imperecedero de tramas universales como la envidia y la venganza. La conmovedora confesión de un atormentado Antonio Salieri, portentosamente interpretado por Fahrid Murray Abraham (se llevó el Oscar), introduce una inteligente dimensión de misterio, tragedia y rivalidad en la vida y la muerte del genio, que se nos cuenta en clave musical. La película se aleja, con inteligencia, de la biografía documental, creando una seductora línea difusa entre la realidad y la ficción, para dar lugar al mito.