Archivo mensual: diciembre 2014

LA REDADA*

la redada
La rafle-
fuente: almudi.org

Dirección: Rose Bosch
Año: 2014
Año de producción: 2010

País: Alemania, Francia, Hungría

Dirección: Rose Bosch
Intérpretes: Jean Reno, Mélanie Laurent, Gad Elmaleh, Raphaëlle Agogué, Sylvie Testud, Anne Brochet, Denis Menochet, Roland Copé
Duración: 115 min.
Género: Drama
El 6 de julio de 1942, 13.000 judíos fueron detenidos y llevados al velódromo de invierno de París en espera de ser llevados a Auschwitz

Los tristes acontecimientos que acontecieron en julio de 1942 en Paris, durante la ocupación Nazi. La situación para los judíos de la ciudad es difícil. Son obligados a llevar una estrella de David cosida al pecho y se ven excluidos de los parques, los recintos públicos y los cines. A pesar de esto, Jo Weisman, un muchacho judío de 11 años y su familia sobrellevan la situación con cierto optimismo. Hasta el 16 de julio de 1942 cuando su frágil felicidad se verá irremisiblemente truncada. Gendarmes franceses irrumpen violentamente de madrugada en su casa arrastrándolos a autobuses repletos de otras familias judías.Serán conducidos al Velódromo de invierno que se convertirá en un improvisado campo de detención donde se hacinarán más de 13.000 judíos durante 5 días sin agua y sin ningún tipo de atención médica a la espera de ser trasladados a un destino aún más cruel; el Campo de Concentración de Auschwitz

Buen drama galo que rememora el vergonzoso colaboracionismo francés durante la ocupación nazi del país. Es una buena recreación poliédrica con sangrantes historias humanas que tocan la fibra. Hay un ritmo narrativo ágil, el relato no se estanca, una puesta en escena muy creíble, una hermosa fotografía de David Ungaro (Los miserables), un guión fluido que desarrolla situaciones dramáticas. Las actuaciones son brillantes y consiguen transmitir intensidad, pasión y ternura. La cinta no es una gran película como La lista de Schindler, es una obra modesta poco efectista, que quiere simplemente -y no es poco- recordar y hacer recordar aquella enormidad, lo que fue y lo que supuso materialmente, y lo que supuso también moralmente; y por ello tampoco se abstiene en reconocer la labor de los que se opusieron a esa atrocidad

Anuncios

NON STOP (Sin escalas)*

 

non-stop-27091-CNon-Stop (Sin escalas)*

Non-Stop

106 min. | Acción | Thriller
Público apropiado: Jóvenes
Año: 2014
Países: EE.UU., Francia
Dirección: Jaume Collet-Serra
Intérpretes: Liam Neeson, Julianne Moore, Anson Mount, Michelle Dockery, Bar Paly, Lupita Nyong’o, Corey Stoll, Scoot McNairy, Nate Parker, Linus Roache, Quinn McColgan, Omar Metwally, Shea Whigham
Bill Marks es un marshall del aire que viaja de incógnito en un vuelo transoceánico. Alcohólico y con problemas familiares, es el blanco escogido por un pasajero anónimo, presunto terrorista, que le envía inquietantes amenazas a su móvil por mensajería instantánea. El tipo asegura que matará a un viajero cada veinte minutos, si no se ingresa determinada cantidad de dinero en su cuenta corriente. Bill trata de cumplir con su deber para neutralizar al pasajero chantajista, pero se topa con la incredulidad de su supervisor en tierra, y de algunos miembros de la tripulación, que le consideran poco menos que paranoico.

A la chita callando, el director español Jaume Collet-Serra se ha labrado una envidiable carrera en Hollywood con títulos de género muy bien rodados, primordialmente cintas de terror y thrillers. Da idea de lo bien considerado que está en su oficio el respaldo del productor especializado en cintas de acción Joel Silver, y que Liam Neeson haya rodado con él dos películas -Sin identidad y Non-Stop- y esté ultimando una tercera, Run All Night.

Aquí maneja un guión urdido por tres casi-debutantes con tintes hitchcockianos, donde se siembran en el espectador dudas acerca de la cordura del protagonista, un poco al estilo de lo que ocurría en el film con Jodie Foster Plan de vuelo: Desaparecida. Collet-Serra mantiene con buen pulso el necesario suspense, también sobre la posible complicidad terrorista de algunos viajeros, a la vez que logra conscientemente enervar con el rechazo que sufre el pobre protagonista. Y ello se crea alrededor de un tema de rabiosa actualidad, los temores a los atentados aéreos, sobre todo tras los ataques del 11-S.

Fiel a las convenciones del género, evita paradójicamente resultar convencional, pues la trama aporta más de un giro sorprendente, y se sabe apuntar aquí y allá rasgos que humanizan a los distintos personajes, encarnados por actores solventes. Además los mensajes al móvil son mostrados visualmente de un modo atractivo, al estilo al que nos vienen acostumbrando ya, por ejemplo, las series House of Cards o Sherlock.