Archivo de la categoría: Melodrama

THE HOLLARS

Los Hollar
The Hollars

88 min.
Año: 2016

FUENTE: almudi.org

País: EE.UU.
Dirección: John Krasinski
Intérpretes: John Krasinski, Margo Martindale, Richard Jenkins, Sharlto Copley, Anna Kendrick, Randall Park, Mary Elizabeth Winstead, Ashley Dyke, Isabela Costine, Charlie Day, Didi Costine, Josh Groban, Mary Kay Place, Nancy Nave
John Hollar, establecido en Nueva York tratando de salir adelante como autor de novelas gráficas, y con una novia encantadora, Bec, que espera su primer hijo, recibe la noticia de que su madre Sally ha sufrido un colapso, debido a un tumor cerebral. De modo que vuelve a casa tras muchos tiempo de ausencia, y ahí se reencuentra con su disfuncional familia: su padre Don, que regenta un negocio de fontanería que está cerca de la quiebra, y su hermano Don, divorciado y con dos niñas, que ha vuelto a vivir en la casa paterna.

Se trata de una pequeña deliciosa película, que combina sabiamente el drama y la comedia, con numerosos personajes bien dibujados . La película es muy humana, y todos los actores están muy bien. L


MENÚ DEGUSTACIÓN*

menu-degustacion-CMenú degustación*

 

Dirección: Roger Gual. Países: España e Irlanda.

Año: 2013.

fuente. almudi.org

Interpretación: Jan Cornet (Marc), Claudia Bassols (Raquel), Vicenta N’Dongo (Mar), Fionnula Flanagan (condesa), Stephen Rea (Walter), Marta Torné (Mina), Andrew Tarbet (Max), Togo Igawa (Isao), Santi Millán. Guion: Roger Gual y Javier Calvo, basado en un argumento de Silvia González Laá.

Con un año de antelación, una joven pareja de Barcelona, Marc (Jan Cornet) y Raquel (Claudia Bassols), consiguen reservar una mesa en Chakula, uno de los mejores restaurantes del mundo, situado en la Costa Brava. Pero cuando llega el día esperado, ellos ya no están juntos. La reserva se ha convertido en una ocasión única, ya que el restaurante ha anunciado que cerrará sus puertas para siempre. Así que se unen a un grupo variopinto de privilegiados:… Los atenderán a lo grande la famosa chef Mar (Vicenta N’Dongo) y su eficaz jefe de restaurante Max (Andrew Tarbet).

El guion abarca mucho y aprieta poco, de modo que sólo mantiene el interés del espectador a través del intento de reconciliación de la joven pareja protagonista, sin duda, la mejor trama del filme. En ella, Gual deja una idea especialmente sabrosa frente al rampante individualismo de muchos personajes:  Desgraciadamente, las demás tramas no tienen esa hondura, recurren demasiado a arquetipos y sólo aportan algún chispazo dramático, algún golpe de humor  En todo caso, queda una película por encima de la media, que esboza el camino a seguir para renovar la comedia española. 

 

 


BLANCA COMO LA NIEVE, ROJA COMO LA SANGRE

blanca-como-la-nieve-roja-como-la-sangre-C (1)Blanca como la nieve, roja como la sangre

Bianca come il latte, rossa come il sangue

102 min. |
País: Italia
Dirección: Giacomo Campiotti
Intérpretes: Filippo Scicchitano, Aurora Ruffino, Gaia Weiss, Romolo Guerreri, Luca Argentero, Cecilia Dazzi, Flavio Insinna, Eugenio Franceschini
Argumento: Alessandro D’Avenia (Novela)

Leo es un chico de dieciséis años, buena gente, pero un poco caradura, acostumbrado a ser el graciosillo de la clase y a no pegar ni palo. Sus dos grandes amigos son Niko y Silvia, testigos de el loco enamoramiento que Leo siente por una chica pelirroja del instituto, Beatrice, a quien Leo ni siquiera se atreve a presentarse. Finalmente, tras un leve primer encuentro, Leo se entera de que su amada ha contraído una gravísima enfermedad y su mundo se derrumbará…

Narrada desde el punto de vista de Leo, la película ofrece un guión en ocasiones muy poco sutil, con diálogos y situaciones a menudo relamidas. En general todas las relaciones que se dibujan entre los personajes resultan un poquito forzadas, literarias y superficiales, aunque la falta de pretensiones consiga que en el conjunto, amable y romántico, no tenga demasiada importancia esa ligereza. Por lo demás, el director Giacomo Campiotti (Prefiero el paraíso) aporta su granito de arena a la hora de ofrecer una planificación y un montaje modernos, con ocurrencias eficaces (como la de los pies pegados al suelo, en una divertida escena), para trascender un poco los límites de una producción demasiado televisiva. Hay que destacar además el buen trabajo del joven protagonista, Filippo Scicchitano, sin duda la mejor interpretación de la película.


AMANECE EN EDIMBURGO*

amanece en edimburgoSunshine on Leith

fuente: almudi.org
Dirección: Dexter Fletcher

Año: 2014
Dirección: Dexter Fletcher. País: Reino Unido.

Género: Comedia dramática,musical, romance.

Interpretación: George MacKay (Davy), Kevin Guthrie (Ally), Jane Horrocks (Jean), Peter Mullan (Rab), Freya Mavor (Liz), Antonia Thomas (Yvonne), Jason Flemyng. Guion: Stephen Greenhorn. Producción: Andrew Macdonald, Allon Reich, Arabella Page y Kieran Parker

Muy buenas críticas y un rotundo éxito de público ha cosechado en Gran Bretaña esta brillante adaptación fílmica de la obra teatral musical “Sunshine on Leith”, del escocés Stephen Greenhorn, estrenada en 2007 y basada en diversas canciones del grupo folk-rock The Proclaimers, formado por los gemelos Charlie y Craig Reid, también escoceses.

Se trata de una audaz producción dramático-musical, similar en sus planteamientos a “We Will Rock You” —con temas de Queen, la mítica banda rock londinense— o “Mamma Mia!”, elaborada a partir de baladas de Abba, el famoso conjunto sueco de música pop.

Dos buenos amigos, Davy (George MacKay) y Ally (Kevin Guthrie), regresan a Edimburgo después de haber cumplido el servicio militar en la guerra de Afganistán. Ambos se readaptan con mayor o menos éxito, y continúan sus relaciones sentimentales: Ally con Liz (Freya Mavor), la hermana de Davy, que se plantea ejercer como enfermera fuera de Escocia; y Davy con la inglesa Yvonne (Antonia Thomas).

Mientras tanto, los padres de Davy, Rab (Peter Mullan) y Jean (Jane Horrocks) preparan meticulosamente sus bodas de plata. Todo va bien hasta que una revelación del pasado de Rab amenaza con destruir a la familia y separar a las tres parejas.

En esta tragicomedia nostálgica, amable y optimista, el actor y director inglés Dexter Fletcher (“Wild Bill”) consigue hilvanar con vigor los vistosos números musicales —muy bien coreografiados en emblemáticos parajes de Edimburgo— sin perder nunca el tono realista de las tramas principales.


MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES*

mucho ruido

Publicado en DVD    Valoración artística: BuenaDirección: Joss Whedon
Año: 2014
Público: Jóvenes (2)

fuente: almudi.org
Dirección: Joss Whedon. País: USA. Año: 2012. Duración: 109 min. Género: Comedia dramática, romance. Interpretación: Amy Acker (Beatriz), Alexis Denisof (Benedicto), Nathan Fillion (Dogberry), Clark Gregg (Leonato), Reed Diamond (Don Pedro), Fran Kranz (Claudio), Sean Maher (Don John). Guion: Joss Whedon; basado en la obra de William Shakespeare. Producción: Kai Cole y Joss Whedon. Música: Joss Whedon. Fotografía: Jay Hunter. Montaje: Daniel S. Kaminsky y Joss Whedon. Diseño de producción: Cindy Chao y Michele Yu. Vestuario: Shawna Trpcic. Distribuidora: Alfa Pictures. Estreno en USA: 7 Junio 2013. Estreno en España: 20 Diciembre 2013.

   El Príncipe Don Pedro de Aragón (Reed Diamond) regresa victorioso de una batalla acompañado de su siniestro hermano bastardo Don Juan (Sean Maher), del inteligente Benedicto (Alexis Denisof) y del romántico Claudio (Fran Kranz), un joven florentino que ha sido colmado de honores por el gran valor mostrado en el campo de batalla. Son recibidos con gran regocijo por el caballero Leonato (Clark Gregg), que vive con su bella hija Hero (Jillian Morgese) y su sarcástica sobrina Beatriz (Amy Acker) en una lujosa villa de Mesina (Sicilia). Beatriz y Benedicto dicen no creer en el amor, y se lanzan puyas sin piedad. Por el contrario, Claudio sí cree en Cupido, y desea casarse con Hero, que le corresponde. Entonces, Claudio, Hero, el Rey Don Pedro y las criadas preparan un sofisticado enredo para unir a Beatriz y Benedicto. Pero el envidioso Don Juan se entera del plan, y urde una calumnia infame.En “Mucho ruido y pocas nueces”, Joss Whedon confirma su talento como guionista, actualizando la obra de Shakespeare casi sin modificar su texto original ni sus certeras reflexiones sobre el amor, la lealtad, la envidia y la mentira. En este sentido, es clave su sensacional dirección de actores —todos están espléndidos—, que logra el milagro de que el espectador asuma como real la irreal situación. Además, se luce en su puesta en escena, siempre al servicio de los actores y con una planificación enormemente imaginativa en el exhaustivo aprovechamiento de su luminosa casa, en sí misma atractiva, pues fue diseñada por su esposa Kai, que es arquitecta. Finalmente, el propio Whedon firma el fluidísimo montaje y hasta la bella banda sonora, que incluye varias canciones románticas preciosas.



 

 

 


REGRESO A HOWARDS END*

Regreso a Howards End (1992)*
Título original: Howards End
Duración: 140 min
Director: James Ivory
Guión: Ruth Prawer Jhabvala (basada en una novela del mismo título de E.M. Forster)
Música: Richard Robbins
Fotografía: Tony Pierce-Roberts
Reparto: Vanessa Redgrave, Emma Thompson, Anthony Hopkins, Helena Bonham Carter, James Wilby, Samuel West, Prunella Scales, Joseph Benneth, Jemma Redgrave, Nicola Duffett

Sinopsis: Margaret y Helen Schlegel son dos hermanas cultas y emancipadas para la época en que viven, finales del XIX. Tras trabar amistad con la convencional familia Wilcox, Helen se enamora del hijo pequeño, pero todo acaba mal y ambas familias se separan con la esperanza de no volver a verse. Sin embargo poco después se establece una gran amistad entre Margaret y la señora Wilcox, hecho que conducirá a que a la muerte de ésta le deje a Margaret Schlegel su mansión en propiedad, para disgusto de la familia.
Bueno, vamos con la crítica. Se trata de una película clásica en su concepción. Trata de adaptar fielmente la novela de E.M. Forster, adquiriendo de ella tanto sus virtudes como sus defectos. Entre las virtudes se encuentran los maravillosos diálogos cargados de significado y crítica social. Por contra su mayor defecto es que se encuentra sobrecargada de inusuales coincidencias.

Las interpretaciones de las actrices son excelentes mientras las de los actores son un poco caricaturescas, en especial Anthony Hopkins plantea un personaje casi plano, mostrándose demasiado seco. Aunque la razón de la película y su personaje central es la casa, Howards End, verdadero motor de la historia. Es la fascinación de ambas familias por esa casa, los Wilcox y los Schlegel, el núcleo de la historia. Por contra los elementos oníricos, como por ejemplo los paseos de Leonard Bast, hacen decaer un poco la función.

De todas formas, al igual que la mayoría de films de este director, la ambientación está cuidada hasta el más mínimo detalle, trasladándonos a esa época donde poco a poco la vieja grandeza inglesa va cayendo bajo el peso del urbanismo industrial. La lucha de clases se revela con toda su crudeza, mostrándonos como la vieja burguesía languidece lentamente (al igual que el viejo imperio británico).

Otro elemento curioso de esta película se encuentra en sus diálogos, que por su anacronismo se convierten en citas casi cómicas, dando al film un equilibrio entre la comedia y el drama. Y que quede constancia que me refiero a los diálogos dramáticos, ya que los pocos elementos puramente cómicos fallan bastante (el personaje de la tía de las hermanas Schlegel).

De todas formas, estamos ante una buena película, ya que aunque tiene sus defectos, las virtudes son tantas que hacen imprescindible su visión (que fuese premiada en los Oscars no tiene nada ver con esta opinión).

A modo de resumen, lo mejor:

  • La ambientación y todas esas maravillosas localizaciones que aparecen en la película.
  • Los personajes femeninos, salvo el de la tía de las hermanas Schlegel. En especial una excelente Emma Thompson que se come a los demás en pantalla.
  • Los diálogos.
  • El comienzo del film.
  • La charla que ocurre entre Ruth Wilcox (Vanessa Redgrave) y los amigos de Margaret J. ‘Meg’ Schlegel (Emma Thompson).

Y lo peor:

  • Las escenas oníricas de corte literario.
  • La interpretación de Anthony Hopkins.
  • La estúpida cámara lenta del final de la película, cuando llevan esposado a Charles Wilcox.

Algunas de las anécdotas y datos curiosos que rodean a esta producción son:

  • Una de las localizaciones utilizadas en este film era el The Baltic Exchange de Londres. Después de la filmación sufrió un atentado del IRA.
  • El papel de Emma Thompson fue ofrecido antes a Miranda Richardson.
  • Se rumorea que el divorcio de Emma Thompson y Kenneth Branagh fue provocado por una aventura que mantuvo este con Helena Bonham Carter. Éstas no volvieron a realizar una película juntas hasta “Harry Potter y la Orden del Fénix” (2007).
  • Los derechos de la novela costaron la friolera de 250.000 dólares.

LA PEQUEÑA VENECIA

pequeña venecia

La pequeña Venecia (Shun Li y el poeta)

Io sono Li
fuente: decine21

96 min. | Drama

Público apropiado: Jóvenes

Año: 2011

País: FranciaItalia

Dirección: Andrea Segre

Intérpretes: Zhao TaoRade SerbedzijaMarco PaoliniRoberto Citran,Giuseppe Battiston

Guión: Andrea Segre

Música: François Couturier

Fotografía: Luca Bigazzi

Distribuye en cine: Festival Films

Esperando la noticia

Una delicada, “piccola” historia, bien narrada, La pequeña Venecia (Shun Li y el poeta) hace honor a su título en lo relativo a su condición de historia mínima, y a su lirismo nada afectado. Shun Li es una mujer china, que tras trabajar un tiempo en Roma en la industria textil, es “destinada” a un pueblito de pescadores muy próximo a Venecia, para que regente un bar que frecuentan los lugareños. Atada a las mafias chinas que le permitieron emigrar, ahora debe seguir ligado a lo que toque si desea que su hijo de ocho años, que vive con el abuelo en China, pueda reunirse con ella un día: debe esperar la feliz noticia de que se permite viajar al chaval. Gracias a su amabilidad y buen corazón trabará amistad con Bepi, un anciano pescador apodado “el poeta” porque le gusta hacer rimas para divertir a sus amigos, aunque puede que albergue en su interior una auténtica alma de poeta.

La italiana Andrea Segre, guionista y directora, debuta en la ficción tras forjarse una carrera como documentalista. Logra capturar en La pequeña Venecia (Shun Li y el poeta) el “mood”, el estado de ánimo de una mujer que añora a su hijo, o el del anciano que se resiste a irse a vivir con su hijo a otra ciudad, dejando el ambiente en que ha hecho su vida en los 30 años. Como hombre sensible y también emigrante –vino de Yugoslavia–, entiende bien a la mujer recién llegada, pero esa bonita relación se hace difícil por la estrecha, “pequeñita” y provinciana amplitud de miras de algunos, que hacen una lectura sucia de la amistad de Li y Beppi, sólo se les ocurre que deben estar compartiendo catre, y que ella es una extranjera (paradójicamente han olvidado que Beppi también vino de otro país). También hay espacio en La pequeña Venecia (Shun Li y el poeta) para la reflexión en lo relativo a la inhumana estructura mafiosa china, enquistada en Occidente con procedimientos casi esclavistas, sin que las autoridades pestañeen.

Todos los actores resultan muy naturales, pero justo es destacar a la pareja protagonista, . El agua, las barcas, la hermosa fotografía, tienen además un papel importante en la construcción de la atmósfera.