Archivo de la categoría: Western

LOS 7 MAGNÍFICOS

The Magnificent Seven


País: EE.UU.

fuente: decine21

Dirección: Antoine Fuqua.

País:USA.

Año: 2016.

Interpretación:Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke, Vincent D’Onofrio, Peter Sarsgaard, Byung-hun Lee, Haley Bennett. Guion: John Lee Hancock, Richard Wenk, Nic Pizzolatto;

Cuando el tranquilo pueblo de Rose Creek queda bajo el control letal del industrial Bartholomew Bogue (Peter Sarsgaard), los desesperados habitantes del lugar contratan la protección de siete forajidos, cazarrecompensas, tahúres y sicarios: Sam Chisolm, Josh Farraday, Goodnight Robicheaux , Jack Horne , Billy Rocks, Vasquez y Red Harvest . Mientras preparan el pueblo para la violenta confrontación que saben se avecina inevitablemente, estos siete mercenarios se encontrarán luchando por algo más que el simple dinero.

Lo más destacable y que sabe poner en valor, como los anteriores filmes, es la idea de fondo de la dignidad, hay que saber mantener la cabeza alta y dar la cara ante la injusticia, aunque resulte incómodo y surja la tentación de escurrir el bulto. Y entre los elementos novedosos, pero que no enriquecen en gran cosa la narración, está la idea de dar al grupo unos rasgos multiculturales –un afroamericano, un indio, un oriental…–, más el hecho de que se realza el papel de la mujer, al fijarse en la viuda que contrata a los pistoleros.


LA VENGANZA DE JANE

jane-got-a-gun-26059-c

Año: 2016
País: EE.UU.
Dirección: Gavin O’Connor
Intérpretes: Natalie Portman, Joel Edgerton, Ewan McGregor, Rodrigo Santoro, Noah Emmerich, Boyd Holbrook, Alex Manette, Todd Stashwick, James Burnett, Sam Quinn
FUENTE: decine21

Nuevo México, 1871. Jane Ballard ve llegar a su marido Bill Hammond a su casa, una de las pocas que hay en un árido y amplísimo valle cerca del pueblo de Lullaby. Bill está a punto de morir, debido a múltiples heridas de bala, y le explica que ha sido atacado por la banda de Bishop y que se dirigen hacia allí. Ante esta noticia Jane pondrá a salvo a su hija y pedirá ayuda a uno de los pocos vecinos de la zona, un tal Dan Frost, con quien ella parece tener una difícil relación.

El competente Gavin O’Connor, responsable de sólidas películas, como El milagro o Cuestión de honor dirige este violento western, producido por su protagonista Natalie Portman y coescrito por su compañero de reparto Joel Edgerton. El planteamiento es sencillo, pues en realidad todo el film es la espera de un enfrentamiento, donde hombre y mujer se preparan para ofrecer resistencia. Pero el guión se adereza con mínimos apuntes sobre el pasado que relaciona a los personajes principales, y que viene a explicar cómo han acabado en esa situación desesperada. O’Connor dota a estos flashbacks del necesario sentido narrativo, enriquecen justamente el dibujo de los personajes y funcionan también a modo de descanso del hilo principal, también por su fotografía y algunas secuencias más alegres.

 


FORSAKEN

forsaken-454365205-mmed.Título original  Forsaken
AñO  2015
Duración  90 min.
País  Canadá
Director  Jon Cassar
Reparto
Kiefer Sutherland, Donald Sutherland, Brian Cox, Demi Moore, Siobhan Williams, Michael Wincott, Landon Liboiron, Greg Ellis, Wesley Morgan, Aaron Poole, Michael Therriault, Christopher Rosamond
Sinopsis
En 1872, John Henry (Kiefer Sutherland) regresa a su ciudad natal tras haber abandonado su vida como pistolero y su reputación como veloz asesino, con la esperanza de arreglar la relación con su padre, el reverendo Clayton (Donald Sutherland). Al llegar, descubre que una banda tiene aterrorizado al pueblo con el fin de conseguir que los terratenientes vendan sus tierras para que el tren pase por el pueblo. John Henry es el único que puede detenerlos, pero su padre no quiere que su hijo regrese a una vida de violencia.

fuente(FILMAFFINITY)


Blackthorn: sin destino *

Fuente: almudi.org

Valoración artística: Buena

Año de producción: 2011

País: España

Dirección: Mateo Gil

Intérpretes: Sam Shepard, Eduardo Noriega, Stephen Rea, Magaly Solier, Nikolaj Coster-Waldau, Padraic Delaney, Dominique McElligott

Guión: Miguel Barros

Música: Lucio Godoy

Fotografía: Juan Ruiz Anchía

Duración: 98 min.

Género: Western

Público: Jóvenes

Contenidos: Imágenes (algunas V, S)

Otros dos hombres y un destino

Tras haber huido de Estados Unidos, el legendario forajido Butch Cassidy murió en Bolivia en 1908, tiroteado junto a su amigo Sundance Kid. Esto es lo que dice la versión oficial. En “Blackthorn (Sin destino)” veremos que lo cierto es que ha pasado veinte años escondido y ahora quiere volver a casa. Sin embargo, pronto encontrará en su camino a un joven ingeniero español que acaba de robar la mina en la que trabajaba y que pertenece al empresario más importante de Bolivia.

Mateo Gil debutó como realizador en 1999 con el thriller Nadie conoce a nadie. Más de una década después vuelve a ejercer como director de largometraje, en un proyecto que sigue pudiéndose calificar como cine de género, aunque esta vez su cinta es mucho más ambiciosa, pues se trata de un western, y además, uno de esos que pueden calificarse como “de hechuras clásicas”.

Mateo Gil es coguionista habitual de Alejandro Amenábar. Para hacer el salto mortal más difícil todavía, Gil invoca el nombre sagrado de Dos hombres y un destino, un gran clásico del género, pues su film es una especie de curiosa secuela tardía. A pesar de los enormes riesgos tomados por Mateo Gil, y de que no resiste la comparación con el film de George Roy Hill, su cinta funciona. No es capaz de hacer grandes alardes de dirección, pero la cinta está bien llevada y es aceptable.

Gil ha contado con un gran reparto. Llama la atención que a pesar de ser uno de los guionistas españoles más reputados, en esta ocasión Gil parta de un libreto ajeno. El texto tiene bastante calidad, en su recuperación de los temas clásicos del western, como el compañerismo, la libertad y sobre todo la moral y la justicia. Trata además la cinta sobre el regreso a las raíces, la necesidad de compañía y la búsqueda de una familia. Además, incluye muchos elementos que apasionarán a los amantes del western.


Valor de ley (True Grit)

Fuente: decine21.

 

Año de producción: 2010

País: EE.UU.

Dirección: Joel Coen, Ethan Coen

Intérpretes: Matt Damon, Josh Brolin, Jeff Bridges, Barry Pepper, Domhnall Gleeson, Hailee Steinfeld, Elizabeth Marvel, Ed Corbin

Argumento: Charles Portis (novela)

Guión: Joel Coen, Ethan Coen

Música: Carter Burwell

Fotografía: Roger Deakins

Distribuye en Cine: Paramount

Duración: 110 min.

Público apropiado: Jóvenes

Género: Western

Contenidos: Acción 3, Amor 2, Lágrimas 1, Risas 1, Sexo 0, Violencia 2 [de 0 a 4]

Mattie Ross, una adolescente, se hace cargo del cadáver de su padre, asesinado por Tom Chaney, un forajido. Dispuesta a que se haga justicia, y desconfiada de los cauces habituales, contrata a Rooster Cogburn, un borrachín alguacil cazarrecompensas, para atrapar al criminal. Se unirá a la caza del hombre LaBoeuf, un ranger texano, que también busca a Chaney por el asesinato de un senador.

Adaptación de la novela de Charles Portis, ya llevada al cine con fortuna por Henry Hathaway con John Wayne en el papel protagonista que le valió su único Oscar. Los hermanos Joel Coen y Ethan Coen entregan un western de maravilloso clasicismo, género para el que apuntaban claramente maneras en “No es país para viejos”. Aunque la trama tiene tono crepuscular, no hay lugar para el cinismo, siguen vigentes los eternos valores del bien, la justicia y el temor de Dios, que empujan a hacer lo correcto, aunque no dejen de cometerse errores.

Los Coen aciertan en cómo perfilan el personaje de Mattie, una jovencita creíble: no especialmente agraciada, inteligente y testaruda, en cuyas acciones le guía más un sentido acendrado de lo justo que la simple visceralidad de la venganza. Su relación con los hombres que la ayudan en su propósito, y el encuentro con el villano, están muy bien descritos. La debutante Hailee Steinfeld supone todo un descubrimiento, y aguanta bien el hecho de estar omnipresente en la pantalla, pues la mirada del espectador es en cierto modo la suya. También brilla el resto del reparto, con menciones especiales para Jeff Bridges, genial con su ronca voz, y un irreconocible Matt Damon, los dos hacen que nos creamos el creciente respeto de sus personajes por Mattie.

Da idea de la madurez que han ido adquiriendo los Coen su contención visual, son menos apabullantes de lo habitual, lo que no significa que renuncien a los riesgos, más bien todo lo contrario. Así tenemos planos generales bellísimos que no nos extrañaría ver en cineastas clásicos como John Ford, Howard Hawks o el mentado Hathaway, pero a la vez se atreven, sin llamar la atención, con otros más complicados, como los que componen la escena en que hallan a un hombre ahorcado, o la del pozo de las serpientes. En cambio, en lo relativo a la violencia, no dejan de caer en la tentación de presentarnos una secuencia tarantinesca, la que sucede en la cabaña de los tramperos.


Horizontes de grandeza

Año de producción: 1958

País: EE.UU.

Dirección: William Wyler

Intérpretes: Gregory Peck, Jean Simmons, Carroll Baker, Charlton Heston, Burl Ives

Duración: 165 min.

Público apropiado: Jóvenes

Género: Western

William Wyler destapa su sabiduría frente a la cámara, abre grandes espacios y muestra como nadie a unos personajes pasionales. Romance, aventura y el aroma salvaje del legendario Oeste. James McKay llega a un vastísimo rancho para reunirse con su prometida Pat Terrill, pero su modo de pensar y su carácter indomable, honesto y valiente, pronto choca contra las envidias y ruindades de las gentes del lugar. La entrada en liza de una joven maestra llamada Julie modificará además el corazón de McKay.

Hay momentos realmente inolvidables, grandiosos, como la interminable lucha a puñetazos entre Peck y el capataz Leech, interpretado con fuerza por Charlton Heston. Igualmente memorables resulta el duelo a pistola y la doma solitaria del caballo por parte del protagonista.


Centauros del desierto

Fuente: decine21

Año de producción: 1956
País: EE.UU.
Dirección: John Ford
Intérpretes: John Wayne, Jeffrey Hunter, Vera Miles, Ward Bond, Natalie Wood, John Qualen, Harry Carey Jr., Olive Carey, Henry Brandon, Hank Worden, Patrick Wayne
Duración: 118 min.
Público apropiado: Jóvenes
Género: Acción, Western
Contenidos: Acción 3, Amor 1, Lágrimas 1, Risas 0, Sexo 0, Violencia 0   [de 0 a 4]

Al término de la Guerra de Secesión, Ethan Edwards regresa a la casa de su hermano adoptivo. Éste vive con su esposa, Martha, con la que tiene dos hijas y además, ha adoptado a Martin, un niño medio indio. Ethan odia descaradamente a los indios, por lo que no aguanta al chico. Un día, un tipo llega a la granja, pidiendo ayuda para recuperar unas vacas robadas por los indios. Ethan encabeza una expedición en busca de los ladrones, pero resulta ser una trampa para alejar a los hombres de sus casas. Cuando se da cuenta, es demasiado tarde, los indios han quemado la casa de su hermano, han matado a éste y a su esposa, y se han llevado a las niñas. Con ayuda de Martin, Ethan removerá cielo y tierra para encontrar a sus sobrinas. Aunque encuentran el cadáver de la mayor, pasan varios años tras la pista de la otra chica.

El dominio de la técnica cinematográfica de John Ford alcanzó su cumbre con este lírico western, una de las joyas de su filmografía. El personaje central, interpretado por John Wayne, está descrito con tal sutileza que se trata de una de las grandes creaciones del Séptimo Arte. Se trata de un mercenario contradictorio (odia los indios, parece racista, pero sin embargo conoce sus tradiciones), apátrida, sin hogar, supuestamente contrario a integrarse en la sociedad, pero capaz de arriesgar su vida para salvar a sus familiares. El personaje, un rudo pionero de los que hicieron posible el avance de a civilización, parece haberse quedado anticuado, una vez que ha cumplido con su tarea, tema que Ford recuperó en El hombre que mató a Liberty Valance, otro de sus grandes films, y que había tratado anteriormente en La legión invencible. A partir de un modélico guión de Frank S. Nugent, Ford compuso una obra maestra sobre la necesidad de las relaciones familiares, el sentido del la vida, el deber, el odio, y el choque multicultural.